Se trata de Cabellos Sanos, una empresa colombiana que cada vez más crece en la capital e incluso ha conquistado el mercado en otras ciudades del país. Aquí, los niños o pacientes reciben un tratamiento que dura una hora y salen con sus cabezas totalmente limpias y sin picor.

“Nos dedicamos a algo totalmente singular: la eliminación de piojos y liendres de las cabezas de las personas”, cuenta Jair Guzmán, quien inventó este extraño negocio junto a su esposa hace más de diez años.

“La idea nació por una necesidad propia en la familia. Nuestras hijas tuvieron piojos y no encontramos una solución que realmente los eliminara”, dijo.

Así, fue como la idea creció primero dentro del mismo colegio de las dos hijas de Jair hasta convertirse en la empresa exitosa de hoy, según cuenta Johanna Cortés,esposa de Jair.

https://www.rcnradio.com/recomendado-del-editor/sacar-piojos-un-inusual-y-excelente-negocio