Mantener el cabello en buen estado es relativamente fácil si sigues los pasos correctos. El cabello está hecho de proteínas, por lo que llevar una alimentación sana y una buena higiene es clave para mantener una cabellera atractiva. Los siguientes son algunos consejos sobre el cuidado del cabello y lo que puedes hacer en casa para tener un cabello increíblemente hermoso.

1. Lavarte el cabello correctamente
Muchas personas aseguran que lavarse el cabello con demasiada frecuencia puede resecarlo, quitarle sus aceites naturales y dañarlo. Trata de lavártelo como máximo cada 2 días o incluso 2 veces a la semana.

2. Prueba champús que no contengan sulfatos o parabenos.
Los sulfatos son sustancias químicas que hacen que los champús hagan espuma. Los parabenos son conservantes que causan irritación y problemas en los ojos después del uso prolongado. Estos dos productos químicos no son saludables para ti ni para el medio ambiente, así que procura usar champús con ingredientes naturales.

Elige un champú que se adapte a tu tipo de cabello. No elijas cualquiera ya usado, sino el que le siente a tu tipo de cabello. Algunos de los tipos más habituales son los siguientes:

• El cabello rizado o grueso necesita un champú que minimice el esponjado y le dé suavidad.
• El cabello lacio o graso necesita un champú suave especial para lavarlo todos los días.
• El cabello teñido o tratado necesita un champú que esté enriquecido con extractos o aminoácidos, ya que está principalmente dañado.
• El cabello seco necesita champús con glicerina y colágeno para ayudar a restaurar un poco de la humedad del cabello.

3. Usa un acondicionador según tu tipo de cabello, el largo y el daño causado por los tratamientos.
Como regla general, acondiciónatelo cada vez que te lo laves, aunque el cabello muy tratado o teñido probablemente necesite un poco más de cuidado que el cabello natural.
Acondiciónatelo a profundidad una vez a la semana. Usa un producto de los que venden en las tiendas o aventúrate y prueba una solución casera. El acondicionador profundo es excelente para el cabello. Lo deja suave, sano e hidratado.

4. Acondiciónate correctamente según tu tipo de cabello:
Cabello fino: si tienes el cabello muy lacio, prueba un tratamiento de aceite botánico antes del champú. Por ejemplo, puedes usar aceite de lavanda o de árbol de té y frotarlo debajo de las cutículas antes del champú. Quítate el champú y échate el acondicionador desde la mitad del cabello hasta las puntas. Déjalo actuar 1 minuto antes de lavarlo.
Cabello mediano a grueso: usa uno con hidratantes naturales que sea ligero. Aplica el acondicionador por toda la cabeza y déjalo actuar de 2 a 3 minutos.

5. Ten cuidado con el uso de productos con demasiadas proteínas.
El exceso de proteínas puede dejarte un cabello reseco y quebradizo. Como la proteína es la piedra angular de la salud del cabello, usa acondicionadores que contengan ingredientes equilibrados.
Puedes usar un serum en pequeñas cantidades para controlar el esponjado. Asegúrate de no usar demasiado y lávate el cabello una vez a la semana con un champú para limpiar profundamente para evitar la acumulación, que lo dejaría escamoso y sin brillo.

6. Enjuágate el cabello con vinagre antes de lavártelo con champú.
Hacerlo ayudará a que se vea más brillante y limpio, además tratará la caspa. Mezcla 1 parte de vinagre (de preferencia vinagre de manzana) con 3 partes de agua tibia, luego enjuágate y lávate el cabello como de costumbre.

7. Hidrátate el cabello.
Usa cinco aceites: aceite de almendra, de ricino, de oliva, de coco y de lavanda. Mezcla proporciones iguales de cada uno. Aplícatelo al cabello y déjalo actuar 4 horas antes de ducharte y quitarte el producto.

La caspa es uno de los problemas más comunes del cuero cabelludo. De hecho, más de la mitad de la población la padece en algún momento de su vida.
¿Por qué sale la caspa?

La caspa es una reacción del cuero cabelludo irritado y que provoca comezón, resequedad y enrojecimiento.La irritación también acelera la renovación de las células de la piel y hace que las células inmaduras se acumulen en la superficie del cuero cabelludo, lo que deriva en escamas visibles de caspa.La caspa aparece cuando se presentan tres factores de manera simultánea:

Un microbio: Todos tenemos un microorganismo llamado Malassezia globosa en el cuero cabelludo.

Grasas del cuero cabelludo: Este microbio descompone dichas grasas y produce un agente dermoirritante llamado ácido oleico, mejor conocido como “sebo”.

Sensibilidad de la piel: Cerca de 50% de la población tiene piel sensible al ácido oleico, lo que termina originando la caspa.

1. ¿El estrés puede causar caspa?

El estrés por sí solo no la puede causar; sin embargo, al igual que otros factores, sí la puede empeorar. La sola preocupación por la descamación originada por la caspa intensifica el problema.

2. ¿Por qué tengo caspa?

La explicación más sencilla es que tu cuero cabelludo reúne los tres factores necesarios para originarla:

a) Un microbio: Todos tenemos un microorganismo llamado Malassezia globosa en el cuero cabelludo.

b) Grasas del cuero cabelludo: Este microbio descompone dichas grasas y produce un agente dermoirritante llamado ácido oleico, mejor conocido como “sebo”.

c) Sensibilidad de la piel: Cerca de 50% de la población tiene piel sensible al ácido oleico, lo que termina originando la caspa.

Quizás pienses, “¿Por qué ahora?” Esta pregunta es un poco más compleja. A mucha gente le da caspa por primera vez en la adolescencia, cuando las hormonas sufren cambios drásticos y aumenta la producción de grasa en el cuero cabelludo. Otros la padecen por primera vez cuando están sometidos a estrés o cambios estacionales. Por desgracia, la sensibilidad de tu piel puede variar con el tiempo e irritarse con sustancias que antes no la afectaban.

3. ¿Cómo contraigo la caspa? ¿Es contagiosa?

No, la caspa no es contagiosa. Si tienes caspa es por la reacción de tu piel a agentes irritantes que se forman en el cuero cabelludo.

4. ¿Los remedios caseros para la caspa funcionan?

Hay muchos remedios caseros que dicen quitar la caspa, pero la solución más efectiva y comprobada es un shampoo anticaspa. Hay varios remedios naturales que la gente cree que van a eliminar la caspa.

Los más comunes son:

· Bicarbonato de sodio

· Vinagre

· Vodka

· Aceite de coco

· Eucalipto

· Jugo de limón

· Enjuague bucal

Mientras estos remedios caseros o naturales pueden temporalmente aliviar los síntomas de la caspa, no son la mejor solución para atacar sus causas y evitar que regrese en un futuro.

No pierdas más tiempo con productos basados en químicos… pues por si no lo sabias los piojos han creado una resistencia a estos productos. Cabellos Sanos ha creado todos sus productos basándose en materia prima 100% natural, la Quassia amara considerada ancestralmente como planta medicinal es uno de ellos.

La Quassia amara conocida comúnmente como palo de cuasia, creceto, amargo o guavito, el árbol de cuasia es originario de las regionas tropicales de Centro América, creciendo espontáneamente en las Guyanas, Surinam y las Antillas. El nombre cuasia proviene de un esclavo nativo de la Guyana, el cual reveló el secreto de su pueblo para curar la fiebre a un oficial holandés en 1.756.

Entre otros usos

Los extractos de la madera o la corteza también se utilizan para dar sabor a refrescos, aperitivos y amargos que se pueden añadir a los cócteles o para productos horneados.

Un gran insecticida natural

Su uso presenta un creciente interés dentro de la comunidad internacional al respecto de sus potenciales usos para el manejo sostenible de explotaciones agrícolas. Se trata de un importante insecticida natural, realmente poco conocido, y que queremos daros a conocer. Ya a principios de siglo la Quassia tuvo intentos de ser comercializada como insecticida, pero rápidamente fue sustituida, por el auge de la industria química de síntesis por productos químicos sintéticos. Actualmente existe una fuerte conciencia al respecto de la agricultura ecológica y orgánica, y es dentro de este marco, donde la Quassia puede ganar serio protagonismo.